Los azulejos de arista o cuenca se empezaron a fabricar en Sevilla en el siglo XVI, se emplearon masivamente para decorar zócalos, techos y pavimentos. La composición de los zócalos, responden aun esquema tomado de tejidos. En los techos se emplearon los "ladrillos por tabla", azulejos de forma rectangular que descansan sobre las vigas con unas bandas esrechas sin vidriar.

azulejos antiguos, reproducciones, decoración, posavasos, cojines, telas